Suplementos para perros

Cuatro suplementos populares para perros

En todo el mundo  es probable que alrededor de un tercio de los perros reciban algún tipo de suplemento dietético para todo, desde la artritis y la rigidez de las articulaciones hasta la salud del corazón, la digestión y el cuidado del pelaje. Aunque no ha habido suficiente investigación sobre la eficacia de estos suplementos para perros para decir definitivamente que funcionan, hay algunas pruebas alentadoras que respaldan su uso.

Aquí hay una lista de algunos de los suplementos para perros más populares y para qué se utilizan:

Glucosamina

El suplemento más popular para perros es la glucosamina. La glucosamina es un aminoazúcar que se encuentra naturalmente en el líquido alrededor de las articulaciones para ayudar a construir el cartílago. La glucosamina se extrae de las conchas de los mariscos y también se puede producir en el laboratorio.

Muchos dueños de perros y veterinarios creen que la glucosamina para perros es eficaz para tratar la artritis. Para los perros mayores, puede aliviar el dolor articular y mejorar la movilidad. Algunos estudios han mostrado poco o ningún efecto. Sin embargo, un estudio de 2007 en «The Veterinary Journal» mostró que un suplemento de glucosamina redujo el dolor y aumentó la movilidad después de 70 días de tratamiento.

Disponibles en muchas formas, incluidas píldoras, polvos y golosinas, los suplementos de glucosamina generalmente se formulan con sulfato de condroitina, que se encuentra naturalmente en los tejidos conectivos de los huesos y cartílagos.

Aceite de pescado

El segundo suplemento más común que se les da a los perros es el aceite de pescado. El aceite de pescado para perros contiene ácidos grasos omega-3 que se cree que mejoran la calidad del pelaje y el brillo y alivian las alergias cutáneas. Se han realizado algunas investigaciones sobre si los aceites de pescado son útiles para tratar la artritis, la salud del corazón y la salud de las articulaciones, pero los resultados son contradictorios. Un estudio en el «American Journal of Veterinary Research» sugiere que los aceites de pescado también reducen la inflamación, y muchos dueños de mascotas lo usan para este propósito.

Antioxidantes

Se cree que los suplementos de antioxidantes para perros contrarrestan algunos de los efectos del envejecimiento, como la pérdida de memoria y la disfunción cognitiva. También se utilizan como tratamiento para enfermedades cardíacas en perros y para reducir la inflamación. Los antioxidantes, que se encuentran en sustancias como las vitaminas C y E, protegen al cuerpo de los radicales libres, moléculas potencialmente dañinas que pueden dañar las membranas celulares e incluso causar la muerte celular. La coenzima Q10 para perros es otro antioxidante natural y poderoso que ayuda a convertir los alimentos en energía, además de combatir los radicales libres. Se usa comúnmente como suplemento antioxidante para perros.

Probióticos

Dado el aumento en el uso de probióticos en humanos, no es sorprendente que los probióticos para perros también se hayan convertido en suplementos populares. Los probióticos viven naturalmente en el cuerpo en forma de levaduras y bacterias vivas que ayudan con la digestión y la salud intestinal. Como suplementos, se utilizan para tratar la diarrea y otros problemas digestivos. Los probióticos vienen en varias formas, incluidos algunos yogures, cápsulas, masticables, polvos y en algunas formulaciones de alimentos para perros.

Antes de subirse al tren de los suplementos para perros, hay algunas advertencias importantes:

Siempre consulte a su veterinario antes de darle suplementos a su perro. Su perro puede tener una enfermedad subyacente que necesite atención médica. Y si su perro está tomando medicamentos, los suplementos, incluso los de hierbas, pueden tener un efecto nocivo.
No se deje engañar por afirmaciones que suenan demasiado buenas para ser verdad. Los suplementos no curarán el cáncer, el parvo ni otras enfermedades graves.

Compre una marca de renombre de una empresa respetada, preferiblemente una que se especialice en suplementos, que haya realizado estudios clínicos y / o haya obtenido la certificación de una organización independiente.

No asuma que los suplementos para humanos son buenos para los perros. Algunos, como los que contienen xilitol , pueden ser tóxicos.

Ya sea a base de hierbas o formulado en laboratorio, existe cierta evidencia que sugiere que los suplementos pueden ser útiles. Ha habido poca o ninguna investigación sobre los efectos a largo plazo, pero algunos estudios y evidencia anecdótica han mostrado resultados exitosos, ya sea en forma de un pelaje más brillante, un paso más vivo, una mejor digestión o una mejor función cognitiva.

¿Y no es eso lo que todos queremos para nuestros mejores amigos caninos?