¿Pueden los perros comer espárragos?

Muchos perros disfrutan las frutas y verduras como merienda . Pero los cuerpos de los perros no son lo mismo que los humanos, por lo que ciertos alimentos que están bien para que comamos pueden no ser seguros para los perros.

Entonces, ¿qué pasa con los espárragos? El espárrago es un vegetal delicioso que está lleno de vitaminas y minerales. Es un alimento muy saludable para los humanos, pero ¿es también saludable para los perros?

El espárrago no es tóxico para los perros, por lo que pueden comerlo con seguridad. Pero hay algunas cosas que debes tener en cuenta antes de alimentar a tu perro con espárragos.

Primero, los tallos de espárragos son bastante duros. Los humanos no solemos comer espárragos crudos porque sería muy difícil de masticar. Los perros también pueden tener esta dificultad. Para evitar el riesgo de que su perro intente tragar el espárrago entero y posiblemente se atragante, debe cortarlo en pedazos pequeños antes de dárselo.

Su perro también podría tener dificultades para digerir los espárragos crudos, porque es muy difícil. Si su perro experimenta vómitos , gases o diarrea después de comer espárragos crudos, la próxima vez intente cocinarlo ligeramente antes de dárselo. Cocinar espárragos también facilita la masticación. Al cocinar espárragos para su perro, no use mantequilla ni aceite de cocina, ya que pueden enfermar a un perro. Simplemente hierva o cocine al vapor las verduras.

Tenga en cuenta que cuando cocina vegetales, su contenido de nutrientes disminuye. Si su perro tiene problemas para digerir los espárragos crudos, podría ser más inteligente cambiar a una verdura que sea más fácil de digerir cruda, como el apio , las zanahorias o los pepinos, porque obtendrá más vitaminas de esos alimentos.

El apio y las zanahorias pueden representar un peligro de asfixia, especialmente para perros pequeños. Asegúrate de cortarlos en trozos pequeños antes de darles de comer.

Algo más a tener en cuenta antes de alimentar a su perro con espárragos es que puede producir orina con un olor desagradable (esto también ocurre en humanos). Pero si su perro está completamente domesticado, esto no debería ser un problema.

La última palabra de advertencia sobre los espárragos es que el helecho de espárragos , la parte no comestible de la planta de espárragos, es tóxico para los perros. Si está cultivando espárragos en su jardín, debe colocar una cerca para asegurarse de que su perro no pueda comer la parte tóxica de la planta de espárragos. La ingestión de esta parte de la planta puede causar vómitos, diarrea y dolor abdominal intenso.

Entonces, ¿pueden los perros comer espárragos? Sí, pero realmente no tiene sentido dárselo. Puede ser difícil para ellos masticar y digerir crudo si decide dárselo a su perro, por lo que es posible que desee elegir un vegetal más suave.