¿Pueden los perros comer huevos?

¿Pueden los perros comer huevos?

Históricamente, los perros robaban huevos de nidos de pájaros y los comían crudos, con cáscara y todo. Hoy en día, la mayoría de nosotros no dejamos que nuestros perros vaguen por todas partes en busca de nidos desprotegidos, pero los huevos siguen siendo una buena fuente de alimento para los perros, especialmente en las dietas caseras.

Los huevos son ricos en proteínas y contienen muchos aminoácidos esenciales y ácidos grasos. Cuando están hervidos o cocinados, hacen excelentes golosinas o suplementos dietéticos para perros. Los huevos no solo son un bocadillo saludable y nutritivo para los perros, sino que incluso pueden ayudar a calmar los malestares estomacales.

Pueden los perros comer huevos crudos?

Históricamente, los perros robaban huevos de nidos de pájaros y los comían crudos, con cáscara y todo.

Hable con su veterinario sobre cuántos huevos para alimentar a su perro por día. Mientras que los huevos generalmente son seguros para la mayoría de los perros, la sobrealimentación de su perro puede ocasionar obesidad y otros problemas de salud.

¿Puedo alimentar a mi perro huevos crudos?

Hay algunas preocupaciones sobre alimentar huevos crudos a su perro que los dueños de perros deben tener en cuenta:

Salmonella : al igual que los humanos, los perros corren el riesgo de contraer la Salmonella, y los manipuladores que alimentan con huevos crudos a sus perros también corren el riesgo de contraer esta enfermedad.

Deficiencia de biotina : la alimentación prolongada de claras de huevo crudas también puede conducir a una deficiencia de biotina, ya que contienen una enzima que ata la biotina y evita la absorción de biotina en el cuerpo. La biotina es una vitamina del complejo B que respalda la salud de la piel, la digestión, el metabolismo y las células.

Cómo alimentar a tu perro con huevos

Los huevos deben cocinarse antes de dárselos a un perro. Cocine o hierva los huevos sin aceite, mantequilla, sal, condimentos, especias u otros aditivos. No importa cómo le gusten los huevos a su perro (con el lado soleado hacia arriba, revueltos o duros) siempre que estén cocidos. Hay varias formas de integrar los huevos en la dieta de su perro, desde el ocasional bocado de huevo duro hasta huevos revueltos espolvoreados sobre la comida para perros.

Empiece por alimentar a su perro con un solo huevo. Esté atento a cualquier signo de malestar gastrointestinal como diarrea o vómitos. Siempre que no muestren ningún malestar digestivo, no debería tener problemas para darles huevos.

Los huevos no pueden ser la única fuente de proteínas para su perro, ya que la comida para perros contiene otros nutrientes muy necesarios para cualquier perro. Además, dado que los huevos están llenos de proteínas, si su perro ingiere demasiado, puede provocar un aumento de peso debido a las demasiadas calorías consumidas.

En general, los perros no deben comer más de un huevo al día. Idealmente, obtenga sus huevos de un agricultor orgánico para que no hayan sido tratados químicamente.

Debes tratar los huevos como un regalo para tu perro. Invitar a su perro a un huevo cocido de vez en cuando es perfectamente seguro y lo mantiene como una sorpresa especial que su perro disfrutará.

Temas Relacionados