Pastor aleman negro linea de trabajo

Pastor alemán Puppy Trenes

El pastor alemán es un perro inteligente, sensible y leal que requiere que proporcione la cantidad correcta de disciplina para que ambos y su perro prosperen. Si desea este tipo de perro, debe estar dispuesto a comprometerse con largas horas de entrenamiento. De lo contrario, tendrá dificultades para que este perro pueda comportarse. Un buen perro será fácil de entrenar si está dedicado a lo que necesita y quiere.

 

Los perros tienen cortos vanos de atención. Se aburren fácilmente y harán lo que sea necesario para aburrirse. Para evitar que esto suceda, debe asegurarse de que su pastor alemán obtenga suficiente ejercicio físico. Esto incluye caminarla alrededor de la cuadra, pero también incluyendo el juego al aire libre. Esto es especialmente importante si vive en un área donde no hay mucho espacio para caminar a su perro.

 

Entrenar a su pastor alemán consistirá en alabar a su perro cuando obedecen su mando, así como corrigiéndolos cuando hacen algo mal. Cada vez que tu perro hace algo bien, deberías darles un regalo. Debe usar el mismo tipo de alabanza para el comportamiento negativo, pero nunca use el castigo duro. Si su perro entiende sus comandos, pero no siempre los ejecuta correctamente, debe darles una empresa no. Esto refuerza su obediencia y puede ayudarles a aprender más rápido.

 

Otro aspecto importante del trabajo con su pastor alemán es asegurarse de que los mantengas atados en todo momento. Un perro que se desvanece puede tener miedo y buscará todas las oportunidades de salir. Esto puede causarle muchos problemas a medida que intente contener a su perro y puede hacer que su vida sea una pesadilla viviente.

 

También necesitas hacer que tu pastor alemán se sienta cómodo. Si su perro se deja a sus propios dispositivos, pueden deprimirse o ansiosos. Trate de encontrar una manera de pasar tiempo con su perro para fomentar la alegría y hacerlos más cómodos. Si está trabajando con un pastor alemán que tiene mucha energía, trate de caminar regularmente.

 

Una parte clave del entrenamiento de pastor alemán es hacer que obedezcan un comando. Su pastor alemán no podrá aprender a hacer esto por su cuenta. Pasa mucho tiempo entrenándolos para obedecer comandos simples, como sentarse o venir. Encontrará que responden mejor a un refuerzo positivo que el refuerzo negativo. Debe mantener un pequeño regalo en su mano y señalar cada vez que lo hacen a medida que avanza. Pronto deberían comenzar a entender que quieres decir negocios.

 

Hay otros comandos que debe aprender para que su pastor alemán haga que su perro sea aún más feliz para estar cerca. Una vez que haya dominado estos comandos básicos, intente enseñar a otros. Esto puede incluir trucos como el talón y venir. Su pastor alemán se encantará ser parte de un paquete, y trabajará juntos como un equipo para lograr los objetivos.

 

El paso final en el entrenamiento de pastor alemán es disfrutar del trabajo que está haciendo con su perro. Tu perro quiere complacerte, pero si no te estás divirtiendo mientras entrenas a tu perro, entonces no sucederá nada. Necesitas gastar tiempo de calidad con tu perro y divertirse cuando trabajas. Este será uno de los factores más importantes para tener una relación feliz y saludable con su perro.

 

Es mejor trabajar con su perro a un nivel de velocidad aceptable. Intenta no ir por encima y frustrarte. Cuando se sienta frustrado con su perro, puede pensar que no está funcionando, pero esto solo creará un ambiente hostil entre usted. Si está lo suficientemente frustrado, incluso puede comenzar a gritarle a su perro. Todo esto simplemente se acumula y puede llevar a un perro enojado y hiriente.

 

Además de los comandos de aprendizaje y cuidando a su pastor alemán, el paso final en el proceso de capacitación está haciendo que su perro obedezca sus comandos. Es muy importante que tu perro te respete. Una forma de enseñarle a tu perro este respeto es simplemente tomar su mano cuando le das el comando para hacer algo. Tu perro debe hacer instantáneamente lo que le dices que haga. A medida que empiezas a meterse en el hábito de hacer esto constantemente, se volverá más fácil de controlar a su perro. Recuerde que un perro es lo suficientemente inteligente como para saber qué hacer cuando le das un comando, pero si no toma la iniciativa para hacerlo, entonces su perro simplemente no sabrá qué hacer.

 

Al entrenar a su perro, debe ser paciente. Habrá días en que sus esfuerzos no sean completamente efectivos. Pero si continúa mostrando a su perro amor y paciencia, eventualmente comenzará a responder positivamente a su entrenamiento. Solo recuerda que ningún perro es infalible. Si su pastor alemán siempre comienza a actuar fuera de lo común, no dude en consultar un veterinario. A veces, las enfermedades de sus perros pueden ser causadas por algo en su entorno, por lo que el veterinario puede ayudar a determinar cuál es el problema y sugerir un tratamiento adecuado.