La Homeopatia para perros

La Homeopatia para perros

La Homeopatía para Perros: Remedios Caseros para el Bienestar de tu Mascota

Introducción

Los perros son animales naturalmente curiosos y tienden a explorar el mundo a través de su boca y su estómago. Esto puede llevar a situaciones de pánico para muchos dueños de perros cuando descubren que sus gafas de lectura han desaparecido, con un rastro muy sospechoso de fragmentos rotos que conducen a la cama del perro. Una llamada al veterinario siempre es la mejor idea, pero hay algunos artículos que tenemos en casa que pueden aliviar el malestar de tu perro hasta que llegues a la oficina del veterinario.

: Peróxido de Hidrógeno Para Inducir Vómitos

Si sospechas que tu perro ha consumido algo venenoso, lo primero que debes hacer es llamar a tu veterinario o a un servicio de emergencia veterinaria y consultar con ellos. Nunca induzcas el vómito con peróxido de hidrógeno sin hablar antes con un veterinario. Sin embargo, si el veterinario sugiere inducir el vómito, tener una botella de peróxido de hidrógeno a mano será útil. Siempre usa el tipo farmacéutico al 3 por ciento, no el peróxido de hidrógeno para teñir el cabello.

Nunca intentes inducir el vómito si han pasado más de dos horas desde que el perro ingirió el veneno, ya que este ya se habrá movido al intestino delgado. Tampoco induzcas el vómito si la sustancia es blanqueador, limpiador de drenaje o destilado de petróleo, ya que todos estos venenos crearán una quemadura secundaria en el camino de regreso. Usa solo 1 cucharadita por cada 3 kilos de peso corporal por vía oral y pasea a tu perro; el vómito debería comenzar poco después.

Bicarbonato de Sodio: Para Detener el Sangrado

Recortar las uñas de tu perro en casa puede ahorrar mucho dinero y tiempo. Pero a veces, la oscuridad de la uña hace que sea difícil ver cuándo has cortado demasiado hasta que esa pequeña gota de sangre te informa que has ido demasiado lejos. Aplicar un poco de bicarbonato de sodio coagulará la sangre y detendrá el sangrado.

Jengibre: Para Malestar Estomacal y Enfermedad del Automóvil

Para perros que se enferman en el coche o que tienen malestar estomacal, una galleta de jengibre o algunas cápsulas de jengibre natural pueden ayudar a calmar el estómago. Los perros que se enferman en el coche jadean, se mueven, lloriquean y vomitan mientras están en el automóvil. Darle una galleta de jengibre o dos, dependiendo del tamaño del perro, media hora antes del viaje en coche ayudará a mantener su estómago tranquilo.

Sal de Epsom (Sulfato de Magnesio): Para Aliviar el Dolor Muscular

No todas las visitas al veterinario se incluyen en la categoría de emergencia. Por ejemplo, tu perro podría cojear levemente, pero no puedes conseguir una cita por varios días. Para los días previos a la visita del veterinario, puedes usar un baño de sal de Epsom para aliviar el dolor muscular. Usa media taza de sal de Epsom en un baño tibio dos veces al día. Para los perros que no están convencidos de que un baño tibio es una buena idea, usa el mismo concepto empapando un paño tibio y aplicándolo suavemente en el área afectada.

Hamamelis (Witch Hazel): Para Limpiar y Desinfectar Heridas

Los perros tienen puntos calientes y pueden tener problemas todos los días. Es natural encontrar pequeñas heridas en tu perro de vez en cuando. El hamamelis es un gran desinfectante que debes tener en el botiquín para limpiar estas pequeñas heridas mientras supervisas el progreso del proceso de curación. Hay pequeñas almohadillas de hamamelis que puedes usar para perros, si tu perro está un poco ansioso por ser tratado.

Aceite de Coco: Para la Piel Seca y como Antibacteriano

El aceite de coco puede aliviar los problemas de piel seca porque funciona tanto interna como externamente. Este remedio solo funciona si los problemas de piel seca son estacionales o situacionales y no son parte de un problema alérgico más grande. Para alergias o sarpullidos, siempre visita a un veterinario, pero cuando el calor del radiador sea excesivo o para calmar la piel de tu perro antes de una visita veterinaria, aplica un poco de aceite de coco en la piel o mezcla unas gotas con su comida para reducir la sequedad.

Una ventaja es que el aceite de coco también es un antibacteriano y se puede aplicar a las heridas.

Antihistamínico y Benadryl: Para Picaduras de Insectos

Las picaduras de insectos pueden causar mucho malestar a tu perro. Un antihistamínico como Benadryl puede ser útil para aliviar la picazón y la hinchazón. Sin embargo, siempre consulta con tu veterinario antes de administrar cualquier medicamento a tu perro para asegurarte de que sea seguro y determinar la dosis adecuada.

Siguiendo estos consejos y manteniendo estos artículos en casa, podrás proporcionar primeros auxilios básicos a tu perro en caso de emergencias menores. Sin embargo, siempre es fundamental consultar con un veterinario para asegurarte de que tu mascota reciba el mejor cuidado posible.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*