Cancer a la piel en perros

Opciones de tratamiento del cáncer de piel para perros que debe conocer

El cáncer de piel en los perros es una afección muy grave, pero como cualquier otra enfermedad, puede tratarse con éxito si se detecta a tiempo. El tratamiento dependerá del tamaño, la ubicación y la gravedad de los crecimientos cancerosos. En los cánceres de piel pequeños, es probable que se eliminen mediante escisión. En casos más graves, es posible que su veterinario deba realizar una cirugía para eliminar el lunar o el bulto.

 

Los lunares y bultos que ve en su perro no serán tan graves como el cáncer maligno, pero aún requieren tratamiento. Aún así, el cáncer de piel en los perros es relativamente común y la detección y el tratamiento tempranos son muy importantes para obtener buenos resultados, por lo que si nota un bulto o un parche de piel en su amada mascota, es mejor que visite a su veterinario de inmediato. El cáncer de piel en los perros es mucho más común de lo que creemos. Cada año se notifican aproximadamente dos millones de casos de cáncer de piel en perros. Son muchos números, pero aún así no es muy reconfortante leer esas estadísticas y ver que casi todos los perros corren el riesgo de contraer algún tipo de enfermedad de la piel.

 

El cáncer de piel en los perros suele ser el resultado de un gen defectuoso que hace que las células sean más sensibles a los rayos solares. Esto significa que cualquier crecimiento anormal de la piel puede provocar un tumor maligno que se convierte en un bulto o una llaga. El cáncer puede comenzar en cualquier parte del cuerpo de su mascota, pero las áreas más comúnmente afectadas son la cara, el cuello, las orejas, el pecho y la cola. Las razas de perros con pelaje más corto tienen más probabilidades de contraer cáncer en sus rutinas diarias de aseo, así que asegúrese de revisar regularmente a su perro para detectar lunares y bultos.

 

Hay varias cosas que pueden causar un bulto o una llaga. Si su mascota pasa mucho tiempo al aire libre, es importante que revise regularmente si tiene bultos y protuberancias. Los bultos son particularmente comunes alrededor de las orejas y el cuello, ya que esta área está constantemente expuesta a los elementos. Si su perro choca constantemente con cosas mientras está en el patio o en su patio trasero, entonces es una señal obvia de que tiene un bulto canceroso o una llaga en alguna parte. Siempre debe revisar la espalda y el pecho de su mascota en busca de bultos o protuberancias, especialmente si se vuelven muy grandes o comienzan a sangrar.

 

Otro factor que puede causar cáncer canino es la exposición a la luz solar. Se ha establecido que una cantidad excesiva de luz solar puede provocar cáncer de piel en los perros, al igual que en los humanos. Es especialmente importante que se asegure de que su mascota se exponga lo suficiente a los rayos UV del sol, ya que los perros no son capaces de protegerse de la luz solar como lo hacen los humanos. Para asegurarse de que su mascota reciba suficiente luz solar, pase unas horas al día jugando al aire libre con él, lo que le permitirá obtener una buena cantidad de luz solar natural.

 

El cáncer de los tumores de mastocitos generalmente se puede encontrar en perros mucho más tarde en la vida, ya que son mucho más difíciles de detectar en este momento. La mayoría de los casos tienden a ocurrir entre perros más jóvenes cuyo sistema inmunológico no es tan fuerte como podría serlo. Son propensos al cáncer de piel en los perros debido a su falta de inmunidad.

 

La forma más común en la que el cáncer de piel en los perros se propaga por contacto directo con un objeto que ha estado en contacto con una parte cancerosa de la piel canina cancerosa. Esto significa que cualquier cosa con la que su mascota entre en contacto, incluidos muebles, automóviles, otros perros e incluso personas, puede contraer cáncer de piel en los perros. Por esta razón, debe asegurarse de que todo lo que entre en contacto con su mascota se lave a fondo. Incluso entonces, su mascota podría correr el riesgo de contraer la enfermedad a través del contacto indirecto con objetos contaminados por las células cancerosas.

 

Por lo tanto, si le preocupa, asegúrese de tomar medidas de inmediato. El tratamiento temprano es vital para la supervivencia de sus mascotas. Hay varios tipos diferentes de opciones de tratamiento disponibles, que incluyen quimioterapia tradicional, radiación y estabilizadores de mastocitos. Hable con su veterinario hoy para obtener más información sobre estas opciones de tratamiento y cómo puede ayudar a su perro a combatir el cáncer.