Piometra canina

PIOMETRA, UNA ENFERMEDAD MUY COMÚN EN LAS PERRAS NO ESTERILIZADAS

La piometra, es una enfermedad que produce una infección en el útero de las perras, esta infección comienza la acumulación de secreciones y pus en el interior. Esta enfermedad es muy común en todas las perras que han alcanzado la madurez sexual, pero no solo a los perros afecta esta enfermedad, ya que también a las hembras de los gatos, conejos, hurón y cobaya.

Esta enfermedad es muy silenciosa y si no se toma en cuenta los síntomas leves que puede llegar a presentar la mascota, es posible que el problema se agrave, al punto que termine siendo mortal; esto se debe a que la infección ocurre en el órgano que se ubica en la cavidad abdominal, y en algunos casos se puede confundir con una apendicitis, mientras más pus acumule, es posible que la perra pueda fallecer en quirófano.

 

Las secreciones de cada celo es el medio de transporte adecuado para el cultivo de bacterias que ocasionan esta enfermedad, el sobre crecimiento de las bacterias comienzan a ascender desde la vagina al estro, especialmente la E. Coli que es una de las causantes de desarrollar la piometra canina.

CONOCE LOS TIPOS DE PIOMETRA

Cuando una perra es diagnosticada con piómetra, es muy común que se comiencen a realizar los exámenes preventivos para determinar qué tipo de piómetra tiene la mascota.

Entre los diferentes tipos de piometras que hay, se encuentran la piometra abierta, en esta piometra el cuello del útero se encuentra abierto, esto permite que la sangre o el moco purulento pueda salir y la infección no avance tan rápido; la piometra cerrada, es cuando el cuello uterino está cerrado y no se evidencia ninguna secreción que pueda alertar sobre esta terrible enfermedad.

 

CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS

Cuando la perra contrae esta enfermedad comienza a presentar algunos síntomas. Cuando se note algunos de estos síntomas, es importante que los dueños la lleven inmediatamente al veterinario para poder salvar su vida.

– Fiebre.

– Supuración vaginal de pus, y en ocasiones están acompañado con sangre.

– Pérdida de apetito.

– Decaimiento.

– Lame la zona vaginal con frecuencia.

– Toma grandes cantidades de agua.

– Tiene vómitos y diarreas.

– Orina en exceso.

Piometra canina

Esta es una enfermedad que debe tratarse rápidamente. Para confirmar su diagnóstico el veterinario realizará un examen de sangre, ecografía y revisará su historia clínica; de esta manera puede conocer con exactitud qué tipo de piómetra tiene la perra y proceder a la operación.

El único tratamiento que existe para curar esta enfermedad es quirúrgico;  esta operación consiste en la extirpación de los ovarios y útero de la mascota. Es importante estabilizar a la mascota y que se realice lo antes posible para poder comenzar la administración de suero y antibiótico para tratar la infección.

La mejor manera que se tiene para poder prevenir esta enfermedad, es realizando la esterilización de la perra, de esta manera no serán reproductivas. Además, se recomienda a los dueños no utilizan ningún tipo de método anticonceptivos con su mascota, ya que esto puede generar que la mascota sea perfecta para este padecimiento, esto se debe a que altera sus hormonas.

Una Mascota Maravillosa