Diabetes en perros

Diabetes en los perros

La diabetes es una enfermedad común en los seres humanos y también lo es en los perros, tanto que aproximadamente 1 de cada 500 perros padece esta enfermedad. La enfermedad se presenta en perros que están en el grupo de edad de 4 a 14 años. Entonces, ¿qué es la diabetes en los perros y cuáles son los síntomas y tratamientos disponibles en la actualidad?

La diabetes es una afección en la que el cuerpo no produce insulina (tipo I) o en la que la insulina se produce en cantidades insuficientes (tipo II). En ambas condiciones, los músculos y órganos no pueden convertir la glucosa en energía y esto da como resultado un aumento del nivel de glucosa en la sangre. La diabetes si no se trata es fatal y una detección temprana es clave para mejorar la vida útil del perro diabético.

Hay muchos signos y síntomas que presagian el comienzo de la afección. Un perro está bebiendo más agua de lo habitual es uno de los primeros signos de problemas. A esto le sigue una micción frecuente y un aumento del apetito. A pesar de la ingesta mayor, un perro diabético comienza a perder peso y está letárgico, menos activo y parece estar durmiendo más. Algunos perros tienden a perder pelo y desarrollar cataratas u ojos nublados. Con la progresión de la enfermedad, los perros tienden a deprimirse y a seguir vomitando.

Diabetes en perros tratamiento

La clave para controlar la diabetes canina es diagnosticarla temprano y luego controlarla. El principal problema de la diabetes canina es que la detección en la mayoría de los casos ocurre solo cuando el perro muestra síntomas de cetosis. Al igual que en el tratamiento de humanos con diabetes tipo I, la diabetes canina se puede controlar mediante terapia con insulina, que luego se convierte en una necesidad de por vida. Dar inyecciones de insulina requiere práctica y paciencia. Tu veterinario te ayudará a acostumbrarte a hacerlo correctamente. Las dosis serán prescritas por su veterinario y deberán seguirse estrictamente. Si tienes un perro grande en casa, una sola dosis debería ser suficiente, mientras que tener perros más pequeños con diabetes requeriría que les dieras múltiples dosis.

Diabetes en perros alimentacion

Además de la terapia con insulina, es necesario controlar la dieta y comenzar una serie de ejercicios diarios. La dieta evitaría alimentos blandos y húmedos, ya que esto conduciría a un rápido aumento de los niveles de glucosa. Esta es una pregunta difícil ya que un perro requiere tiempo para cambiar su dieta habitual. Los perros pueden aumentar de peso o perderlo, por lo que deberá discutir la situación con su veterinario y seguir sus consejos para asegurarse de que el perro alcance y luego mantenga el peso ideal. La paciencia es la clave y sería un proceso de 2-4 meses antes de que el perro alcance el peso ideal.

La diabetes se puede controlar en perros que pueden vivir vidas completamente agradables solo si el dueño decide tomarse las cosas en serio. Practicar un mantenimiento cuidadoso puede evitar complicaciones y permitir que su perro tenga una vida larga.

Una Mascota Maravillosa