Alimentos humanos que los perros pueden y no pueden comer

Alimentos humanos que los perros pueden y no pueden comer

Los amantes de los perros tienden a ser personas muy amables. Compartimos nuestros corazones y hogares (y para algunos cachorros afortunados, incluso el pie de nuestras camas) con nuestros amigos caninos.
Seguramente no hay nada de malo en compartir nuestras comidas favoritas con ellos también, ¿no?No necesariamente.

Muchos de los alimentos, como frutas y verduras , que los humanos digieren muy bien pueden causar estragos en el cuerpo de un perro, causando graves problemas de salud.

Por otro lado, algunos de los alimentos que las personas comen pueden introducirse en la dieta de un perro sin problemas, e incluso proporcionar beneficios para la salud tales como fuerza articular, mejor aliento e inmunidad a las alergias.

Pero antes de darle a su perro los alimentos que anhela, siga leyendo y sepa qué alimentos son seguros y cuáles pueden enviar a su perro directamente al veterinario.

Relacion de alimentos humanos que los perros pueden y no pueden comer

Almendras

No, los perros no deben comer almendras. Las almendras pueden no ser necesariamente tóxicas para los perros como las pacanas, las nueces y las nueces de macadamia, pero pueden bloquear el esófago o incluso romper la tráquea si no se mastican por completo.

Las almendras saladas son especialmente peligrosas porque pueden aumentar la retención de agua, que es potencialmente mortal para los perros propensos a las enfermedades del corazón.

Pan de molde / Pan

Sí, los perros pueden comer pan. Pequeñas cantidades de pan natural (sin especias y definitivamente sin pasas) no dañarán a su perro, pero tampoco proporcionarán ningún beneficio para la salud. No tiene ningún valor nutricional y realmente puede empacar los carbohidratos y las calorías, al igual que en las personas.

Los panes caseros son una mejor opción que los comprados en la tienda, ya que el pan de la tienda de comestibles generalmente contiene conservantes innecesarios, pero es mejor evitarlo todo junto.

Anacardos

Sí, los perros pueden comer anacardos. Los anacardos están bien para perros, pero solo unos pocos a la vez. Tienen calcio, magnesio, antioxidantes y proteínas, pero si bien estas nueces contienen menos grasa que otras, muchas pueden generar aumento de peso y otras afecciones relacionadas con la grasa. Algunos anacardos aquí y allá son una delicia, pero solo si no son salados.

Queso

Sí, los perros pueden comer queso en cantidades pequeñas a moderadas. Siempre que su perro no sea intolerante a la lactosa, lo cual es raro, pero aún posible en los caninos, el queso puede ser un gran placer. Muchos tipos de queso pueden ser ricos en grasas, por lo tanto, elija variedades bajas en grasa como el requesón o la mozzarella.

Chocolate

No, los perros no deben comer chocolate. Esto no es solo un viejo cuento de mujeres. El chocolate contiene sustancias muy tóxicas llamadas metilxantinas, que son estimulantes que detienen el proceso metabólico de un perro. Incluso un poco de chocolate, especialmente chocolate amargo, puede causar diarrea y vómitos. Una gran cantidad puede causar convulsiones, función cardíaca irregular e incluso la muerte. No tengas chocolate en un lugar accesible. Si su perro ingiere chocolate, comuníquese urgentemente con un veterinario

Canela

No, la canela no está bien para los perros. Mientras que la canela no es realmente tóxica para los perros, probablemente sea mejor evitarla. La canela y sus aceites pueden irritar el interior de la boca de los perros, haciendo que se sientan incómodos y enfermos. Puede reducir demasiado el nivel de azúcar en la sangre de un perro y puede provocar diarrea, vómitos, aumento o disminución del ritmo cardíaco e incluso enfermedad hepática. Si lo inhalan en forma de polvo, la canela puede causar dificultad para respirar, toser y ahogarse.

Coco

Sí, el coco está bien para los perros. Esta fruta funky contiene Lauric, que fortalece el sistema inmunológico al combatir los virus. También puede ayudar con el mal aliento y aclarar las afecciones de la piel, como los puntos calientes, las alergias a las pulgas y la picazón en la piel. La leche de coco y el aceite de coco también son seguros para los perros.

Maíz

Sí, los perros pueden comer maíz. El maíz es uno de los ingredientes más comunes en la mayoría de los alimentos para perros. Sin embargo, la mazorca puede ser difícil de digerir para un perro y puede causar un bloqueo intestinal, por lo que si compartes algo de maíz, asegúrate de que no esté en la mazorca.

Huevos

Sí, está bien que los perros coman huevos. Los huevos son seguros para los perros, siempre que estén completamente cocidos. Los huevos cocidos son una maravillosa fuente de proteínas y pueden ayudar a un malestar estomacal.

Sin embargo, comer claras de huevo crudas puede dar a los perros deficiencia de biotina, así que asegúrese de cocinar los huevos hasta el final antes de dárselos a su mascota.

 

Pescado

Sí, los perros pueden comer pescado. El pescado contiene grasas buenas y aminoácidos, lo que le da a su perro un buen impulso de salud. El salmón y las sardinas son especialmente beneficiosas: el salmón porque está cargado de vitaminas y proteínas, y las sardinas porque tienen huesos blandos y digeribles para obtener calcio adicional. Con la excepción de las sardinas, asegúrese de quitar todas las espinas pequeños, lo que puede ser tedioso, pero definitivamente es necesario.

Nunca alimente a su perro con pescado crudo o poco cocido, solo cocinado y enfriado completamente, y limite el consumo de pescado de su perro a no más de dos veces a la semana.

Ajo/Cebollas

No, los perros no deben comer cebollas. Al igual que las cebollas, los puerros y las cebolletas, el ajo es parte de la familia Allium, y es cinco veces más tóxico para los perros que el resto de las plantas de Allium. El ajo puede crear anemia en los perros, causando efectos secundarios como encías pálidas, ritmo cardíaco elevado, debilidad y colapso.

El envenenamiento por ajo y cebolla puede haber retrasado los síntomas, por lo que si cree que su perro pudo haber comido algo, vigílelo durante unos días, no solo después de consumirlo.

Jamón

Sí, los perros pueden comer jamón. El jamón está bien para los perros, pero ciertamente no es lo más saludable para ellos. El jamón es rico en sodio y grasa, por lo que aunque compartir una pieza pequeña es bueno, no debe ser un hábito continuo.

Miel

Sí, los perros pueden comer miel. La miel está repleta de innumerables nutrientes, como las vitaminas A, B, C, D, E y K, potasio, calcio, magnesio, cobre y antioxidantes. Alimentar a los perros con pequeñas cantidades de miel puede ayudar con las alergias porque introduce pequeñas cantidades de polen en sus sistemas, aumentando la inmunidad a los alérgenos en su área.

Además de consumir miel, la extensión adhesiva también se puede utilizar como un tratamiento tópico para quemaduras y cortes superficiales.

Helado

No, los perros no deben comer helado. Como refrescante de un regalo como el helado, es mejor no compartirlo con su perro. Los caninos no digieren muy bien los productos lácteos, y muchos incluso tienen una leve intolerancia a la lactosa, un azúcar que se encuentra en los productos lácteos.

Aunque también es un producto lácteo, el yogurt congelado es una alternativa mucho mejor. Para evitar la leche por completo, congele los trozos de fresas, frambuesas, manzanas y piñas y déselas a su perro como un dulce y helado.

Nueces de macadamia

No, los perros no deben comer nueces de macadamia. Estos son algunos de los alimentos más venenosos para perros. Las nueces de macadamia, parte de la familia Protaceae, pueden causar vómitos, aumento de la temperatura corporal, incapacidad para caminar y letargo. Peor aún, pueden afectar el sistema nervioso. Nunca alimente a su perro con nueces de macadamia.

Leche

Sí, los perros pueden tomar leche. Pero ten cuidado Muchos perros son intolerantes a la lactosa y no digieren bien la leche. Si bien está bien que los perros tengan un poco de leche, los dueños deben conocer los síntomas de la intolerancia a la lactosa y es posible que quieran seguir dándoles agua a sus perros.

Mantequilla de cacahuete

Sí, la mantequilla de maní está bien para los perros. La mantequilla de maní puede ser una excelente fuente de proteínas para perros. Contiene grasas saludables para el corazón, vitaminas B y E y niacina. La mantequilla de maní sin sal y sin sal es la opción más saludable porque no contiene xilitol, un sustituto del azúcar que puede ser tóxico para los perros.

Cacahuetes

Sí, los perros pueden comer cacahuetes. A diferencia de las almendras, los cacahuetes son seguros para que los perros los coman. Están repletos de grasas y proteínas buenas que pueden beneficiar a tu perro. Solo asegúrese de darle cacahuetes con moderación, ya que no quiere que su perro ingiera demasiada grasa, lo que puede provocar problemas de páncreas. Además, evite los cacahuetes salados.

Palomitas de maíz

Sí, los perros pueden comer palomitas de maíz. Las palomitas de maíz sin sal, sin mantequilla y llanas, están bien para su perro con moderación. Contiene riboflavina y tiamina, que promueven la salud y la digestión de los ojos, así como pequeñas cantidades de hierro y proteínas.

Asegúrese de hacer estallar todos los granos antes de dárselos a su perro, ya que los granos sin cocinar podrían convertirse en un peligro de asfixia.

Cerdo

Sí, los perros pueden comer cerdo. El cerdo es una proteína altamente digerible, llena de aminoácidos, y contiene más calorías por libra que otras carnes. El cerdo también puede ser menos probable que cause una reacción alérgica en algunas mascotas en comparación con otras carnes.

Quinoa

Sí, la quinua está bien para los perros. La quinoa es en realidad un ingrediente en algunos alimentos secos para perros de alta calidad. El fuerte perfil nutricional de la quinua la convierte en una alternativa saludable al maíz, el trigo y la soja, los cuales se usan a menudo para hacer croquetas.

Salmón

Sí, los perros pueden comer salmón. Como se mencionó anteriormente, el salmón completamente cocido es una excelente fuente de proteínas, grasas buenas y aminoácidos. Promueve la salud de las articulaciones y el cerebro y da un buen impulso a los sistemas inmunes a los perros.

Sin embargo, el salmón crudo o poco cocido contiene parásitos que pueden enfermar gravemente a los perros, causando vómitos, diarrea, deshidratación y, en casos extremos, incluso la muerte. Asegúrese de cocinar bien el salmón.

Camarones / Langostinos

Sí, el camarón está bien para perros. Algunos camarón de vez en cuando están bien para su perro, pero solo si están completamente cocidos y la cáscara (incluyendo la cola, la cabeza y las patas) se elimina por completo. Los camarones son ricos en antioxidantes, vitamina B-12 y fósforo, pero también bajos en grasas, calorías y carbohidratos.

Atún

Sí, los perros pueden comer atún. En moderación, el atún fresco cocido es una excelente fuente de ácidos grasos omega-3, que promueve la salud del corazón y los ojos. En cuanto al atún enlatado, contiene pequeñas cantidades de mercurio y sodio, que deben evitarse en exceso. Un poco de jugo de atún y atún enlatado aquí y allá está bien, preparado solo en agua, no en aceite, siempre que no contenga especias.

Pavo

Sí, los perros pueden comer pavo. Turquía está bien para los perros, siempre y cuando no esté cubierto de ajo (que puede ser muy tóxico para los perros) y condimentos. También asegúrese de eliminar el exceso de grasa y piel de la carne y no olvide verificar los huesos; Los huesos de las aves de corral pueden astillarse durante la digestión, causando obstrucción o incluso rasgaduras en los intestinos.

Granos de trigoTrigo / granos

Sí, los perros pueden comer trigo y otros granos. Los perros no tienen que estar libres de granos; está perfectamente bien para ellos tener granos. De hecho, los granos como el trigo y el maíz son excelentes fuentes de proteínas, ácidos grasos esenciales y fibra. Sin embargo, si tu perro tiene ciertas alergias, es mejor evitar los granos, pero realmente depende de tu perro.

Yogur

Sí, el yogur está bien para los perros. El yogur natural es un refrigerio perfectamente aceptable para perros, sin embargo algunos caninos pueden tener problemas para digerirlo. Si su perro puede digerirlo, las bacterias activas en el yogurt pueden ayudar a fortalecer el sistema digestivo con probióticos. Asegúrese de omitir yogures con azúcares añadidos y edulcorantes artificiales.

Conejo Mascota

Nutricion Canina