Oftalmología canina

Oftalmología canina

: gestión de cataratas y glaucoma

Ya sea que su perro tenga una enfermedad ocular o no, es importante comprender los riesgos y cómo prevenirlos. Los tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos están disponibles para muchos trastornos oculares comunes, incluidas cataratas, glaucoma y otras enfermedades oculares.

Entrenamiento quirúrgico

La capacitación veterinaria en oftalmología quirúrgica enseña a los veterinarios a identificar y tratar enfermedades oculares en los animales. Utilizan instrumentos quirúrgicos delicados y herramientas de diagnóstico únicas. Sus pacientes incluyen gatos, perros, animales de zoológico y aves.

La capacitación quirúrgica en combina capacitación clínica avanzada con un componente de investigación académica. Los residentes deben desarrollar un proyecto de investigación adecuado para su publicación y obtener fondos. También deben presentar un papel o póster en una o más reuniones de ACVO. La residencia está diseñada para preparar a los residentes para la certificación de la junta.

Además de la cirugía, se espera que los residentes participen en otros servicios clínicos. En particular, se espera que supervisen a los estudiantes mayores durante las rotaciones clínicas. También serán responsables de liderar discusiones sobre casos diarios en diapositivas proyectadas.

Los residentes deben familiarizarse con las técnicas quirúrgicas para la cirugía corneal, incluida la queratectomía y la implantación de lentes intraoculares. También deben aprender a realizar procedimientos extraoculares como la evisceración y la escisión del tumor del párpado. Deberían ser competentes para realizar facoemulsificación y colocación de injerto conjuntival. También deberían poder realizar una blefaroplastia mayor.

Cataratas

El manejo de las cataratas en la es importante. Estas enfermedades oculares comunes pueden conducir a complicaciones dolorosas, incluido el glaucoma. La mejor manera de prevenir las cataratas es detectarlas a tiempo. Si se detecta temprano, su perro puede disfrutar de los ojos sin dolor.

Un examen oftálmico completo determinará si su mascota tiene una catarata. Si su mascota tiene una catarata, deberá programar visitas de seguimiento a su veterinario. Puede usar este tiempo para discutir la cirugía de cataratas y la atención postoperatoria con su veterinario.

Después de la cirugía, su perro requerirá gotas para los ojos y un collar protector. Este período puede llevar varias semanas. También deberá programar visitas de seguimiento con su veterinario para monitorear la recuperación de sus mascotas.

Durante el período de recuperación, deberá reducir el ejercicio y evitar que su perro se estresante. Si los ojos de sus perros son dolorosos, es posible que deba usar medicamentos antiinflamatorios.

Los oftalmólogos veterinarios tratan el glaucoma en perros con varios procedimientos quirúrgicos. El objetivo es reducir la presión dentro del ojo, lo que puede dañar el nervio óptico y causar ceguera. El tratamiento también puede involucrar medicamentos, lo que reduce el dolor.

Algunos perros desarrollan glaucoma debido a las cataratas, que evitan que la luz pase a través de la lente. Estos problemas a menudo se heredan. Los oftalmólogos veterinarios pueden sugerir pruebas genéticas para averiguar si su mascota está en riesgo. También pueden usar una lente especial para realizar una gonioscopia.

Durante una gonioscopia, un oftalmólogo veterinario examina el ángulo entre el iris y la córnea. Este ángulo es responsable de dirigir las señales nerviosas de la retina al cerebro. El oftalmólogo veterinario también puede considerar la electroretinografía. Estas pruebas son útiles para determinar si una vista de perros permanecerá intacta a pesar del tratamiento.

Tratando otras enfermedades oculares

Varias enfermedades oculares en perros pueden ser dolorosas e incómodas, pero hay varios tratamientos disponibles. El objetivo del tratamiento es aliviar el dolor y preservar la vista. Es importante que sigas las instrucciones de tus veterinarios al tratar a tu perro.

La conjuntivitis no infecciosa es una afección que puede ser causada por varios factores diferentes. Sin tratar, esta condición puede provocar lesiones oculares permanentes. Su veterinario puede realizar pruebas para descubrir la causa de la conjuntivitis de sus perros. Ya sea que la infección sea causada por bacterias, virus o hongos, su veterinario podrá tratarla.

El glaucoma es una enfermedad ocular progresiva que puede conducir a la ceguera. Es causado por alta presión dentro del ojo. Esta presión daña el nervio óptico. La condición afecta a la retina y puede conducir a la ceguera total con el tiempo.

Requisitos de educación continua

La oftalmología veterinaria sigue siendo una profesión en crecimiento. La perspectiva laboral para los veterinarios sigue siendo fuerte, y la profesión muestra un crecimiento promedio del 19% desde 2016 hasta 2026.

Los veterinarios que desean ser certificados en oftalmología canina deben cumplir con una serie de requisitos educativos. Esto incluye completar una residencia de tres años en la especialidad en una clínica veterinaria que trabaja bajo la supervisión de un diplomado de oftalmología certificado por la junta.

Además de cumplir con los requisitos educativos, los candidatos también deben estar preparados para aprobar el examen de certificación de la Junta. Este examen consiste en elementos académicos y prácticos, incluida una porción escrita y un examen oftálmico. Los que aproban el examen son considerados diplomados del Colegio Americano de Oftalmólogos Veterinarios (ACVO).

Los veterinarios que están interesados en volver a ser certificados en la oftalmología canina deben comenzar obteniendo un título en medicina veterinaria. Estos veterinarios continúan su educación obteniendo un título de Doctor en Medicina Veterinaria.

Administrador

Administrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *