Los perros pueden comer salsa de tomate

¿Los perros pueden comer salsa de tomate?

¿?

¿La salsa de tomate es mala para los perros?

¿Pueden los perros comer salsa de tomate?

La salsa de tomate es probablemente el condimento más conocido, junto a la mayonesa. Cada refrigerador tiene un paquete o una botella de salsa de tomate allí, esperando algunas papas fritas. Como lo usamos con tanta frecuencia, es prácticamente imposible que su perro no haya consumido nada a estas alturas. Entonces, la pregunta sigue siendo: ¿ pueden los perros comer salsa de tomate?

Ya sea en papas fritas o en pizza , el ketchup siempre es una sabrosa adición a su plato. Aunque a los estadounidenses les encanta, el ketchup tiene un origen muy diferente. La palabra salsa de tomate en realidad proviene de la palabra china ke-tsiap , que se traduce como salsa de pescado en escabeche .

Para empezar, la salsa de tomate ni siquiera era un condimento ; era más un condimento para varias recetas. A lo largo de los años, el ketchup viajó por diferentes culturas y países y, con eso, cambió mucho. En algún momento, se agregaron tomates , y así es como llegamos a la versión actual de ketchup.

Aunque la historia de la salsa de tomate es muy intrigante, no es por eso que estás leyendo este artículo. Estás aquí para aprender sobre el consumo de salsa de tomate en los perros, y eso es lo que obtendrás. Este producto de tomate viene con muchos dilemas cuando se combina con tu perro, así que si quieres saber si el ketchup es un producto apto para perros, ¡sigue leyendo!

¿?

Si lo vemos todo en blanco y negro, la respuesta a su pregunta es no. Los perros no deberían comer salsa de tomate . Pero, en ocasiones, una pequeña cantidad de salsa de tomate no les hará daño. Los ingredientes de la salsa de tomate pueden ser dañinos para su cachorro, pero pasa desapercibido para la salud de su perro cuando se administra en pequeñas cantidades.

La salsa de tomate generalmente se hace con tomates , vinagre , azúcar y muchos condimentos . Como dueño responsable de un perro, sabes que muchos condimentos no son adecuados para tu amigo de cuatro patas.

El vinagre también puede no ser del todo seguro para su perro. Si bien algunos perros no tendrán problemas para consumir vinagre diluido, la mayoría de los perros probablemente no reaccionarán bien. El vinagre puede causar problemas estomacales , especialmente en perros pequeños con estómago sensible.

El azúcar tampoco es adecuado para perros. La salsa de tomate, especialmente la que se compra en la tienda, está llena de azúcar. Cuando un perro consume mucha azúcar, puede provocar muchos problemas de salud como obesidad, caries y diabetes. El ketchup comercial contiene muchos más ingredientes que los mencionados anteriormente, ya que tiene potenciadores del sabor y está altamente procesado, lo que definitivamente no es beneficioso para su perro.

Valor nutricional

Aquí está el valor nutricional de una cucharada (17 gramos) de salsa de tomate comprada en la tienda:

Calorías 19
Sodio 154 magnesio
Potasio 53,6 magnesio
Fibra dietética 0,1 gramos
Azúcar 3,7 gramos
Proteína 0,2 gramos

Como puede ver, el ketchup no tiene un valor nutricional notable. Básicamente, tiene un valor nutricional nulo para su perro. Además de eso, la salsa de tomate contiene mucha azúcar en relación con su porción. Este condimento azucarado casi no contiene fibra dietética y solo puede contribuir al peso de su perro.

¿Pueden los perros comer tomates?

Los tomates están bien cuando se les da ocasionalmente a los perros. Sin embargo, los tomates tienen un compuesto que puede ser tóxico para los perros. La solanina y la tomatina son sustancias que se encuentran en las partes verdes del tomate: el tallo y las hojas. Cuando un perro ingiere solanina y tomatina en grandes cantidades, puede causar algún daño.

La buena noticia es que la solanina se encuentra principalmente en grandes cantidades en los tomates sin madurar y las partes verdes. La fruta madura por sí sola no tiene tanta solanina , por lo que se considera segura para los perros con moderación.

Cuando le dé tomates a su perro, asegúrese siempre de que tengan un color rojo brillante. Cuanto más maduro sea el tomate, menos daño potencial puede causar. Para las personas que tienen tomates en su jardín, no permitan que su perro muerda hojas o se coma los tomates verdes.

Los signos de que su perro consumió demasiada solanina o tomatina son:

  • Malestar estomacal
  • Pérdida de coordinación
  • Temblores
  • Convulsiones
  • Debilidad muscular

¿Puede la salsa de tomate ser buena para tu perro?

Como mencionamos antes, el ketchup no tiene ningún valor nutricional. Con su alto contenido de azúcar y sal, la mayoría de las veces puede causar riesgos en lugar de beneficios. Por otro lado, los tomates maduros tienen muchos beneficios para la salud de los perros cuando se administran en cantidades moderadas. En lugar de salsa de tomate, ocasionalmente puede ofrecerle a su perro tomate puro sin condimentar.

A diferencia del ketchup, los tomates son ricos en nutrientes . Algunos alimentos para perros contienen «orujo de tomate», que es la pulpa, la piel y las semillas trituradas de los tomates. El orujo de tomate tiene un alto contenido de fibra, lo que promueve una digestión y evacuaciones intestinales saludables en los perros y ayuda con el estreñimiento .

Los tomates están llenos de vitamina A y vitamina C, por lo que es un gran refuerzo de la inmunidad. Además, los tomates contienen potasio, que regula la presión arterial. El licopeno en los tomates promueve la salud de los huesos y puede reducir el riesgo de accidente cerebrovascular.

¿Qué pasa con la salsa de tomate?

La salsa de tomate, al igual que el kétchup, contiene muchos condimentos añadidos, como sal y azúcar. La mayoría de las salsas de tomate también están hechas con ajo , que puede ser venenoso para tu perro. En general, los productos de tomate como la sopa de tomate, el jugo de tomate, la salsa de tomate y la salsa de tomate contienen ingredientes que no son buenos para su perro.

Sin embargo, pequeñas dosis no le harán daño. La cantidad que se considera pequeña para su perro depende del tamaño, la edad y la raza de su perro. Puede evitar posibles problemas de salud omitiendo los productos de tomate. En su lugar, dele a su perro unas rodajas de tomate moderadamente.

¿Pueden los perros comer salsa de tomate?

Riesgos potenciales para la salud

Desafortunadamente, el ketchup y otros productos de tomate comerciales o caseros pueden causar algunos problemas a su perro. Estos son los posibles riesgos si su perro consume ketchup todos los días o con frecuencia en grandes cantidades.

Diarrea y vómitos

Si dejas la botella de salsa de tomate en lugares a los que tu perro pueda alcanzar fácilmente, probablemente comerá tanto como pueda antes de que lo veas. Cuando un perro consume una gran cantidad de salsa de tomate, generalmente provoca problemas estomacales como diarrea o vómitos . Si persisten los vómitos o la diarrea, llame a su veterinario.

Obesidad

El alto contenido de azúcar en la salsa de tomate es una señal de alerta para la salud de su perro, especialmente a largo plazo. Cuando un perro es obeso o tiene sobrepeso , puede provocar numerosos problemas de salud que podrían haber sido fáciles de evitar. Para evitarlo, omita la comida chatarra con su perro.

Diabetes

La diabetes es un riesgo real si su perro consume alimentos azucarados con regularidad.

La diabetes canina puede ocurrir cuando un perro ingiere más azúcar de la que puede obtener rápidamente a través de su sistema digestivo. Debido a que el ketchup contiene mucha azúcar, la diabetes es algo que debe tener en cuenta cuando piense en darle ketchup a su perro con frecuencia.

Advertencias adicionales

Xilitol

Aunque parece que el azúcar es uno de los principales problemas en el consumo de salsa de tomate en los perros, ni siquiera pienses en darle a tu cachorro salsa de tomate sin azúcar. El ketchup sin azúcar generalmente contiene xilitol , un compuesto natural que se usa para reemplazar el azúcar. El xilitol puede ser muy tóxico para tu peludo amigo.

Ajo

La razón principal por la que la salsa de tomate no se recomienda para el consumo de perros es sin duda el ajo. El ajo puede ser tóxico para su perro debido al compuesto llamado tiosulfato. El consumo de tiosulfato puede provocar anemia hemolítica .

La intoxicación por ajo también puede causar síntomas, que incluyen:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Depresión
  • Deshidración

Puede ver si su perro está deshidratado simplemente tirando de la piel de la parte posterior de su cabeza. Si su piel está demasiado tensa, su perro requiere hidratación adicional. Si, por casualidad, cree que su perro tiene intoxicación por ajo, comuníquese con su veterinario.

¿Pueden los perros comer salsa de tomate? – Ultimas palabras

¡Ahora lo sabes todo! La salsa de tomate o cualquier otro producto de tomate, desafortunadamente, no es apto para perros. Aunque la mayoría de los riesgos para la salud son una posibilidad en casos extremos, debe conocerlos todos. No importa qué tan sabroso sea, el ketchup todavía se considera comida chatarra. La comida chatarra no debería formar parte de la dieta de tu perro en absoluto.

En lugar de darle a su perro productos de tomate arriesgados, es mejor compartir un tomate fresco y maduro con su amigo peludo. Si de verdad quieres hacerle una comida especial, adelante, cocínale un tomate puro sin condimentar, con la conciencia tranquila.

Administrador

Administrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *